Scrigroup - Documente si articole

Username / Parola inexistente      

Home Documente Upload Resurse Alte limbi doc  

CATEGORII DOCUMENTE





BulgaraCeha slovacaCroataEnglezaEstonaFinlandezaFranceza
GermanaItalianaLetonaLituanianaMaghiaraOlandezaPoloneza
SarbaSlovenaSpaniolaSuedezaTurcaUcraineana

AlimentosArteBiologíaComputadorasComunicacionesDeportesDerechoDiferentes
DrogasEconomíaEducaciónGeografíaGramáticaHistoriaIngenieríaLibros
LiteraturaMatemáticasMercadeoMúsicaQuímicaSaludSociologíaTurismo

EL IMPERIO DE CARLOS V

historia

+ Font mai mare | - Font mai mic







DOCUMENTE SIMILARE

Trimite pe Messenger

EL IMPERIO DE CARLOS V

Cuando muere Fernando el Católico, hereda el trono español Carlos de Gante, que también heredó el Imperio Alemán. Con Carlos V entró a gobernar en España la casa de Austria.

1.- LA HERENCIA DE CARLOS V.

Nació en 1500 en la ciudad flamenca de Gante. Era hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso. En él concluía la política matrimonial seguida por sus abuelos paternos y maternos. En él se sumó la herencia de los RRCC y la de la Casa de Austria. De esta manera pasaron a sus manos los siguientes territorios:

De su abuela paterna María de Borgoña, recibió el Ducado de Borgoña, el dominio de los Países Bajos y el Franco Condado.

De Maximiliano de Austria recibió en 1519 la herencia patrimonial de la familia de los Austria, y además los derechos para ser elegido emperador de Alemania.

De sus abuelos maternos recibió la Corona de Aragón con sus posesiones en el Mediterráneo (Nápoles, Sicilia, Cerdeña) y la Corona de Castilla, con las tierras recién descubiertas de América y las plazas conquistadas en el norte de Africa.

2.- LA IDEA IMPERIAL

Todo su imperio se trataba de un conjunto de piezas muy diversas: castellanos, aragoneses, alemanes,flamencos, italianos y americanos. No había una unidad geográfica, ni en las costumbres, la lengua y la historia. La unidad le vendrá mediante una idea común.

El imperio de Carlos V defenderá la universitas cristiana, es decir, la unidad de los príncipes cristianos de Europa, dirigidos por el emperador, para luchar juntos contra un enemigo común: los turcos.

Este proyecto fracasó porque chocó con la resistencia de:

Francia, que siguió una política nacional.

Alemania, que rechazó la política del emperador.

Los turcos, con cuya enemistad ya contaba.

3.- CARLOS Y ESPAÑA: COMUNIDADES Y GERMANÍAS.

3.1. LAS COMUNIDADES

Cuando Carlos llegó a España tenía 17, había sido  educado en Flandes y apenas conocía el español. Vino rodeado de caballeros flamencos, que ocuparon los cargos más importantes. Castilla vio en él a un rey extranjero, alejado de los que habían sido los reyes católicos o lo que había representado el cardenal Cisneros.

Ese sentimiento de hostilidad se complicó cuando murió Maximiliano de Austria. La Corona era electiva y a ella aspiraron, junto a Carlos: Francisco I de Francia y Enrique VIII de Inglaterra. Era necesario mucho dinero para ofrecer a los electores y para los gastos de coronación.

El rey forzó a las cortes castellanas, reunidas en La Coruña, para obtener de ellas el dinero que necesitaba. Después se marchó a Alemania, dejando en el gobierno a Adriano de Utrech, su antiguo preceptor.

La rebelión de las ciudades castellanas fue casi inmediata. El levantamiento sirvió de protesta política, al considerar que el rey había actuado en contra de las libertades de sus representantes en las cortes.

La rebelión se inició en Toledo, en donde los rebeldes expulsaron a los representantes del rey y se hicieron con el gobierno de la ciudad. La guerra de las Comunidades estaba ya en marcha. El ejemplo de Toledo fue seguido por Segovia, Valladolid, Salamanca, Ávila y otras ciudades. Los comuneros de Castilla defendían los intereses de la burguesía urbana, frente al poder absoluto que temían implantase el rey.

Las ciudades formaron un ejército y coordinaron los esfuerzos mediante la llamada Junta Santa, que se estableció en Ávila.

El movimiento, dirigido por Juan de Padilla, Juan Bravo y José de Maldonado, intentó atraerse a doña Juana la Loca, madre del rey, que vivía retirada en Tordesillas, proclamándola como reina.

Carlos V por su parte se atrajo parte de la nobleza, a la que concedió cargos importantes. De este modo los nobles apoyaron al ejército real. Las tropas de los comuneros fueron vencidas en la batalla de Villalar en 1521. Sus jefes fueron ajusticiados, y con ello la rebeldía fue dominada.

3.2.- LAS GERMANÍAS

Al tiempo que en Castilla tenía lugar la sublevación comunera, en Valencia y Mallorca se desarrolló el movimiento de las Germanías. Tenía un carácter distinto, pues se trataba de una propuesta social. Los artesanos y los agricultores se sublevaron allí en contra del poder de los nobles.

En Valencia existían odios y recelos entre los artesanos y la nobleza que salieron a relucir con motivo de esta revuelta. En Mallorca los impuestos excesivos que tenían que pagar los artesanos motivaron la revuelta, que pronto se extendió de las ciudades al campo.

Después de un ataque de los piratas berberiscos a Valencia, se permitió a la población el uso de armas. Una vez pasado el peligro, los valencianos se negaron a abandonar las armas y se constituyeron en Germanía (hermandad). El rey, al principio, autorizó esta asociación, pero luego la desautorizó.

Trece representantes de los principales gremios de valencianos constituyeron la Junta de los trece, que se hizo cargo del gobierno.

Tras adueñarse de la ciudad de Valencia, los agermanados conquistaron Játiva y Gandía. Pero la falta de adiestramiento militar y de disciplina impidió mayores victorias.

Mientras, en Mallorca los sublevados dieron muerte a los caballeros refugiados en el castillo de Bellver y extendieron la revuelta.

Las fuerzas de los rebeldes valencianos, dirigidas por el pañero Vicente Peris, fueron derrotadas en las afueras de Valencia y se refugiaron en Játiva, y Peris fue ejecutado junto con otros cabecillas.

En Mallorca, la ciudad de Palma cayó después de tres meses de asedio. La represión fue también muy dura.

4.- EL GOBIERNO DE LOS REINOS ESPAÑOLES

Como las ausencias de España de Carlos I fueron numerosas, dejó regentes en sus reinos peninsulares. Los más importantes su esposa Isabel de Portugal y su hijo Felipe.

Cada uno de los territorios españoles gozaba de sus propias leyes y fueros.

Durante su reinado se continuaron las reformas administrativas que habían iniciado los RRCC. Se reorganizó el sistema de Consejos, se perfeccionó el funcionamiento burocrático y la mayoría de los puestos de la administración fueron ocupados por nobles o por letrados de las universidades.

5.- EL PROBLEMA ALEMÁN

Cuando Carlos I recibió el Imperio Alemán en 1519, hacia solo dos años que Lucero había empezado la reforma. El luteranismo se expandió por el país con gran rapidez lo que planteó a Carlos I un doble problema:

Una quiebra religiosa que se oponía a su ideal de unión cristiana.

Una quiebra política, ya que los príncipes alemanes van a intentar separarse del emperador.

Carlos I intentará desde el principio dar solución a este problema y para ello empleará todas las vías posibles de arreglo:

Utilizó en primer lugar el diálogo. Convocó Dietas, en las que intentó convencer y conciliar.Se convocaron tres dietas, la de Works, Spira y Augsburgo, pero ninguna de las tres tuvo el resultado esperado.

Tras la vía pacífica vino la guerra. Los luteranos se reunieron en la Liga de Smalkalda en 1531, dispuestos a la guerra contra el emperador. Carlos V venció a los protestantes en la batalla de Múhlberg, a pesar de la ayuda que estos recibieron de Francia. Pero tampoco la guerra resolvió las cosas y el luteranismo siguió avanzando en Alemania.

Al final el emperador desistió de su empeño. Viejo y cansado abdicó en su hermano Fernando la Corona Imperial, y se firmó la Paz de Augsburgo en 1555. Se consagraba  bajo la fórmula de que en cada estado, alemán la religión sería la de su príncipe.Era la libertad para el luteranismo. Los intentos de Carlos V por frenar la reforma habían fracasado.

6.- LA GUERRA CON FRANCIA.

La enemistad con Francia se hizo evidente desde los primeros momentos. Esa postura quedaba explicada por:

 

La vieja tensión existente entre Francia y la Corona de Aragón por los asuntos de Italia.

El hecho de que Carlos I fuera señor de Borgoña, territorio heredado de su abuela y que era un importante estado francés.

Francia se sentía “rodeada” por la herencia de Carlos I.

La enemistad entre Carlos I y el rey francés Francisco I, puesto que los dos habían competido por la corona imperial alemana.

La guerra con Francia fue una constante durante todo el reinado de Carlos I. En ella podemos señalar varios periodos:

1S guerra. Fue la más importante: Francisco I intentó recuperar el Milanesado, para impedir así que el cerco a Francia se cerrara del todo. Sin embargo fue derrotado en la Batalla de Pavía,1525, en la que el propio rey fue hecho prisionero. Cautivo en Madrid, firmó la paz, por la que renunciaba al Milanesado, que pasaba a manos de Carlos I.

2S guerra. Francisco I se alió con el Papa Clemente VII, que no deseaba la presencia española en Italia. A ellos se unieron también: Milán, Venecia y Florencia. Durante esta segunda guerra el episodio más importante fue el Saqueo de Roma por las tropas mercenarias de Carlos I. Por la Paz de las Damas, Francisco I obtuvo la cesión del Ducado de Borgoña.(1529)

Otras dos guerras tuvieron  lugar, pero no alteraron la situación, saldándose con ambas treguas. El sucesor de Francisco I, Enrique II, continuó batallando con el emperador firmándose la paz definitiva entre Francia y España con la Tregua de Vaucelles en 1556.

7.- LA GUERRA CON LOS TURCOS

La lucha de Carlos I con los turcos se centró en dos frentes principales:

En el corazón de Europa, en Viena, defendiendo las posesiones familiares de los Habsburgo.

En el Mediterráneo. Carlos I luchó aquí contra Barbarroja. Habían conquistado Túnez y desde allí amenazaban el espacio Mediterráneo. El emperador en persona dirigió la flota que logró adueñarse de Túnez, pero fracasó al intentar conquistar Argel. Tras la derrota, los piratas berberiscos y los turcos navegaban a sus anchas por el Mediterráneo.

8.- ABDICACIÓN DE CARLOS I

Para mantener su idea imperial, Carlos I tuvo que hacer un esfuerzo gigantesco. Agotado por la tensión, decidió dejar sus estados y descansar. De este modo, en 1556dejaba a su hijo Felipe, los territorios de España, con sus posesiones, además de los Países Bajos, el Milanesado, Luxemburgo y el Franco Condado.

A su hermano cedía los dominios de los Austria, aparte de los derechos de la Corona Imperial.

Enfermo se retiró al monasterio de Yuste, donde moriría en 1558.



DISTRIBUIE DOCUMENTUL






Politica de confidentialitate

DISTRIBUIE DOCUMENTUL

Comentarii


Vizualizari: 948
Importanta: rank

Comenteaza documentul:

Te rugam sa te autentifici sau sa iti faci cont pentru a putea comenta

Creaza cont nou

Termeni si conditii de utilizare | Contact
© SCRIGROUP 2019 . All rights reserved

Distribuie URL

Adauga cod HTML in site