Scrigroup - Documente si articole

Username / Parola inexistente      

Home Documente Upload Resurse Alte limbi doc  

CATEGORII DOCUMENTE





BulgaraCeha slovacaCroataEnglezaEstonaFinlandezaFranceza
GermanaItalianaLetonaLituanianaMaghiaraOlandezaPoloneza
SarbaSlovenaSpaniolaSuedezaTurcaUcraineana

AlimentosArteBiologíaComputadorasComunicacionesDeportesDerechoDiferentes
DrogasEconomíaEducaciónGeografíaGramáticaHistoriaIngenieríaLibros
LiteraturaMatemáticasMercadeoMúsicaQuímicaSaludSociologíaTurismo

LA RECONQUISTA

literatura

+ Font mai mare | - Font mai mic







DOCUMENTE SIMILARE

Trimite pe Messenger

LA RECONQUISTA

718: Pelayo, noble visigodo que ha sido elegido rey, derrota al ejército musulmán en Alcama, en los alrededores de Covadonga, comenzando así la Reconquista cristiana de España.

750: Los cristianos, bajo el reinado de Alfonso I, ocupan Galicia, que había sido abandonada por tropas rebeldes beréberes.



778: El ejército de Carlomagno es derrotado en Roncesvalles a manos de los Vascones. Muerte de Roland.

791-842: Alfonso II conquista varias fortalezas y se asienta en tierras al sur del Duero.

873-898: Wifredo el Velloso, conde de Barcelona, establece un reino cristiano con un cierto grado de independencia de los reyes francos.

905-926: Sancho I Garcés crea un reino vasco centrado en Navarra

930-950: Ramiro II, rey de León, derrota a Abdal-Rahman III en Simancas, Osma y Talavera.

950-951: El conde Fernan González pone los cimientos de la independencia de Castilla.

981: Ramiro I es derrotado por Almanzor en Rueda y es obligado a pagar tributo al califa de Córdoba.

999-1018: Alfonso V de León reconstruye su reino.

1000-1033: Sancho III de Navarra somete los condados de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, toma posesión del condado de Castilla y establece un acuerdo con Bermudo III de León, con la idea de arrebatarle sus dominios y proclamarse emperador. Sin embargo, a su muerte, deja el trono de Navarra a su hijo García III, Castilla a Fernando I y Aragón, Sobrarbe y Ribagorza a Ramiro I.

1035-1063: Fernando I conquista Coimbra y obliga a los musulmanes de Toledo, Sevilla y Badajoz a pagarle tributo. Antes de su muerte, divide los territorios entre sus hijos: Castilla para Sancho II y León para Alfonso VI.

1065-1109: Alfonso VI une los dos reinos bajo su cetro y toma Toledo.

1086: El avance cristiano obliga a los reyes musulmanes de Granada, Sevilla y Badajoz a pedir ayuda a los Almorávides.

1102: Los seguidores del Cid salen de Valencia y los musulmanes africanos ocupan la península hasta Zaragoza.

1118: Alfonso I de Aragón conquista Zaragoza.

1135: Alfonso VII de León restaura el prestigio de la monarquía leonesa y es proclamado emperador.

1151: Los Almohades, otra dinastía africana que había sustituido a los Almorávides, recuperan Almería.

1162: Alfonso II, hijo de Petronila y Ramón Berenguer IV, une en su persona el reino de Aragón y el condado de Barcelona.

1195: Los Almohades vencen a los castellanos en Alarcos.

1212: Culminación de la Reconquista. Alfonso VIII de Castilla, ayudado por Sancho VIII de Navarra, Pedro II de Aragón y algunas tropas de Portugal, sale victorioso en la batalla de Las Navas de Tolosa.

1229: Jaime I de Aragón, el Conquistador, recupera Mallorca.

1230: Alfonso IX de León avanza por el río Guadiana, toma Mérida y Badajoz y abre camino a la conquista de Sevilla.

1217-1252: Fernando III, rey de Castilla y León, conquista Córdoba, Murcia, Jaén y Sevilla. Granada permanece como el único reino musulmán independiente.

1252-1284: Alfonso X el Sabio continúa la Reconquista y ha de enfrentarse con las revueltas mudéjares de Andalucía y Murcia. Aspira a ser elegido emperador del Sacro Imperio Romano en 1257. Alfonso X redacta el ìFuero de las Leyesi, predecesor de ìLas Siete Partidasi.

1284: Una asamblea de nobles, prelados y ciudadanos depone a Alfonso X y otorgan el poder a su hijo Sancho IV.

1309: Fernando IV toma Gibraltar.

1312-1350: Alfonso XI lucha por el reino de Granada durante 25 años y en 1340 gana la batalla de Río Salado.

1369: Pedro I el Cruel es asesinado en Montiel por su hermanastro, Enrique de Trastámara, que gobierna como Enrique II.

1385: Los portugueses vencen a los castellanos en Aljubarrota.

1464: Enrique IV de Castilla nombra como heredera al trono a su hija, la futura Isabel I la Católica, y deshereda a su hija Juana, conocida como ìLa Beltranejai.

1469: Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón contraen matrimonio, consumando así la unidad de España.

1492: Los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, Completan la Reconquista con la toma de Granada (2 de enero) aprovechándose de la rivalidad entre los últimos gobernadores musulmanes de España. Descubrimiento de América (12 de octubre).



Reino de Asturias, núcleo político surgido tras la batalla de Covadonga (722), donde Pelayo, noble de origen visigodo, acaudillando a los insumisos pobladores del norte de la península Ibérica, venció a los musulmanes. A su muerte en el 737 le sucedió su hijo Favila (o Fáfila), que murió dos años después.

Alfonso I (739-757) fue el verdadero fundador del reino astur. Consiguió la unión de cántabros y astures y amplió las fronteras del reino con la incorporación de Galicia. La relativa despoblación del valle del Duero, situado al sur del reino, favoreció la independencia del territorio, al que acudieron numerosos pobladores mozárabes. Los sucesores de Alfonso I, Fruela (757-768), Aurelio (768-774), Silo (774-783), Mauregato (783-788) y Vermudo I (788-791) se enfrentaron a diversas revueltas internas de los magnates del reino, soportaron la presión de los musulmanes con mayor o menor fortuna, y tuvieron que hacer frente a las tendencias secesionistas de Galicia.

El sucesor de Vermudo I fue Alfonso II el Casto (791-842), segundo rey importante de la monarquía asturiana. Convirtió Oviedo en la capital del reino, restauró la tradición visigótica e, invocando el patronazgo del apóstol Santiago, vinculó Asturias con el resto de la cristiandad. Después gobernó Ramiro I (842-850), que ejerció una importante labor de mecenazgo sobre el arte asturiano. Con Ordoño I (850-866) el reino consiguió ampliar sus fronteras, repoblándose incluso León. Su victoria sobre Musa II de Tudela dio origen a la leyenda de la batalla de Clavijo (859), según la cual este triunfo se consiguió gracias a la aparición del apóstol Santiago.

A la muerte de Ordoño, optándose por vez primera por un sistema hereditario, le sucedió su hijo Alfonso III (866-910). Con el nuevo monarca el reino astur logró su máxima expansión y se colonizó el norte de Portugal y la cuenca del Duero. A su muerte, sus hijos se dividieron el territorio, hecho que señala el nacimiento del reino de León.

PELAYO

La figura de don Pelayo está rodeada de un halo legendario que dota al personaje de gran atractivo. Los especialistas ponen en duda que se tratara de un miembro de la familia real, situándole más bien en el cargo de espatario de don Rodrigo o alguien vinculado a los círculos de poder de la comarca del Sella. Ante el cada vez más amenazante avance musulmán, un buen número de nobles y eclesiásticos vinculados al último rey visigodo buscó refugio en los montes de los Picos de Europa y en el valle del Sella. Las crónicas hablan de una reunión tribal celebrada en el año 718 en la que Pelayo consigue que se alcance un acuerdo entre su grupo nobiliario y los astures para orientar la tradicional hostilidad de los montañeses contra los musulmanes. Si bien en un primer momento estas acciones no tuvieron ninguna repercusión respecto al gobernador andalusí, en el año 722 el gobernador Anbasa envía contra los rebeldes una expedición de castigo dirigida por Alqama. Las tropas islámicas no serían tan numerosas como narran las crónicas cristianas -que las cifran en unos 50.000 hombres-, saliendo mejor paradas de los primeros choques. Esta inicial victoria musulmana motivaría la retirada de los rebeldes a los desfiladeros de los Picos de Europa donde tendrá lugar la famosa batalla de Covadonga (722) en la que -de nuevo según las crónicas cristianas- intervino la Virgen María en ayuda de sus devotos. Esta es la razón por la que años más tarde se levantaría el santuario mariano de Covadonga. La primera victoria motivó que el gobernador árabe de Gijón se retirara, permitiendo que Pelayo y sus fieles fueran ganando terreno y controlando parte del territorio astur. Tras una nueva victoria en Olalíes -la actual Proaza- Pelayo se asentó en Cangas de Onís, cambiando las montañas por el valle, y fomentó un proceso de cristianización de los astures. Poco más sabemos de los rebeldes, quienes para las autoridades islámicas no tenían importancia, aludiendo a ellos como 'treinta asnos salvajes'. Debemos advertir que Pelayo nunca se consideró rey por lo que este honor quedaría reservado para su yerno Alfonso I.

 

Pelayo (fallecido en el 737), caudillo astur, fundador del reino de Asturias (718-737), derrotó a los musulmanes en la batalla de Covadonga (722). Según las crónicas cristianas del reinado de Alfonso III, Pelayo era un noble visigodo que se refugió en las montañas del norte tras la llegada de los musulmanes a la península Ibérica. Las mismas fuentes señalan que los jefes de los astures, reunidos en una asamblea, le eligieron príncipe (718), y que pocos años después acaudilló una sublevación contra los islamitas. La victoria de Covadonga fue decisiva en el surgimiento del núcleo astur (asturiano) y en el afianzamiento del caudillaje de Pelayo. Poco más se sabe de él, excepto que fue sucedido por su hijo Favila (737-739) y, más tarde, por Alfonso I, casado con su hija Ermesinda, e hijo del duque de Cantabria.

BATALLA DE COVADONGA

Batalla de Covadonga, combate bélico que tuvo lugar, en el 722, en las estribaciones de los Picos de Europa, concretamente en un lugar denominado Covadonga (situado en la actualidad en el principado de Asturias, España), el cual supuso la primera derrota de tropas musulmanas tras su invasión de la península Ibérica del 711; acontecimiento indisolublemente unido a los orígenes del reino de Asturias y a los inicios de la Reconquista. Diversas crónicas del reinado de Alfonso III (866-910) equiparan esta batalla a la de Guadalete (batalla que en el 711 significó el inicio del dominio musulmán de la península Ibérica). En realidad, el episodio debió reducirse a un enfrentamiento entre los habitantes de la región cantábrica, dirigidos por el noble visigodo Pelayo, y una patrulla musulmana, en las montañas asturianas. Para los cronistas astures este hecho de armas representa el punto de partida de la Reconquista, es decir, de la larga lucha emprendida por los cristianos para arrebatar a los musulmanes el solar peninsular. La historiografía actual sostiene que las gentes del norte no pelearon en Covadonga en defensa de la religión católica, sino para mantener su independencia.

ALFONSO I

Alfonso I el Católico (fallecido en el 757), considerado el verdadero fundador del reino de Asturias (739-757). Era hijo del dux (duque) de Cantabria, Pedro, y estaba casado con Ermesinda, hija del noble visigodo Pelayo, príncipe de los astures. Alfonso I, aprovechando el abandono del norte de la península Ibérica por las guarniciones bereberes, dirigió una serie de campañas por todo el valle del Duero. Según crónicas posteriores, Alfonso I destruyó las fortalezas musulmanas y trasladó al territorio astur (asturiano) a los cristianos asentados en la Meseta norte. Con estas acciones, Alfonso I logró establecer una amplia frontera entre los musulmanes y el naciente reino de Asturias, conocida como el “desierto estratégico del Duero”. Asimismo, Alfonso I extendió los dominios del reino asturiano por toda la franja septentrional, desde Galicia hasta el territorio ocupado por los vascones.




FRUELA I

Fruela I (c. 722-768), rey de Asturias (757-768). Hijo y sucesor de Alfonso I, Fruela I prosiguió la actividad repobladora y militar, iniciada por su predecesor, en la franja cantábrica. Durante su reinado, sin embargo, se hicieron visibles las dificultades que comportaba la integración política en el naciente reino asturiano (astur) de los territorios incorporados por Alfonso I. En efecto, Fruela I tuvo que hacer frente a las primeras rebeliones de gallegos y vascones contra la pretendida autoridad de los reyes astures. Además de estos movimientos separatistas, el monarca astur se vio envuelto en una serie de revueltas palaciegas que explican su violenta muerte y el alejamiento temporal de la corte de su hijo, el futuro Alfonso II. A Fruela I le sucedió en el trono Aurelio (768-774).

Otros reyes intermedios : Aurelio (768-774), Silo (774-783), Mauregato (783-788)

BERMUDO I

Vermudo I o Bermudo I (fallecido c. 797), rey de Asturias (788-791). Era hijo del rey asturiano Fruela I (757-768) y sobrino del monarca Alfonso I (739-757). Fue elegido por la nobleza cortesana para suceder en el trono a Mauregato (783-788). Lo más característico de su breve reinado lo representa la lucha contra el islam. Los musulmanes, encabezados por el emir Hisam I (788-796), reiniciaron la guerra contra los cristianos y reemprendieron sus tradicionales incursiones en las tierras insumisas del norte. Durante estos enfrentamientos, las tropas cristianas sufrieron una severa derrota en la denominada batalla del río Burbia. Este importante y rotundo fracaso, que tuvo lugar en el año 791, influyó definitivamente en la decisión de Vermudo I de abandonar voluntariamente el trono asturiano. El rey abdicó la corona en favor de su sobrino Alfonso II (791-842).

ALFONSO II EL CASTO

Alfonso II el Casto (de Asturias) (759-842), rey de Asturias (791-842). Tuvo que hacer frente a diversas expediciones musulmanas, fundamentalmente en tiempos del emir Abd al-Rahman II (822-852). Con Alfonso II, que se presentaba como heredero de la autoridad de los reyes de Toledo sobre toda Hispania, comenzó el afianzamiento del reino de Asturias. Convirtió Oviedo en la capital del reino y creó el obispado ovetense. En su política restauracionista, organizó los cargos oficiales de la corte según la tradición goda. Durante su reinado se descubrió en Iria la tumba del apóstol Santiago. El lugar se convirtió pronto en objeto de veneración y punto de peregrinación, naciendo así el denominado Camino de Santiago. La tumba del apóstol dio prestigio internacional al reino y las peregrinaciones a Santiago de Compostela vincularon Asturias con el resto de la cristiandad latina.

RAMIRO I

Ramiro I (de Asturias) (791?-850), rey de Asturias (842-850). Hijo del monarca Vermudo I (788-791), sucedió en el trono al sobrino de éste, Alfonso II (791-842), que había muerto sin hijos. Tuvo que hacer frente a numerosas rebeliones internas y en su llegada al trono sofocó un intento de usurpación de la corona protagonizado por el conde de palacio Nepociano. Las relaciones con el exterior estuvieron marcadas por sus enfrentamientos con las expediciones musulmanas que consiguieron llegar hasta León (846) y a tierras alavesas (848). También tuvo que defender el reino de los normandos que atacaron las costas gallegas y portuguesas. Sus brillantes actuaciones en el terreno artístico permiten que algunas construcciones levantadas durante su reinado se denominen ramirenses. Éste es el caso de las famosas iglesias de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

ORDOÑO I

Ordoño I (fallecido en el 866), rey de Asturias (850-866). Hijo y sucesor de Ramiro I (842-850), con él se consolidó el sistema de sucesión patrilineal al trono astur (asturiano). Inició el proceso de expansión del reino asturiano hasta el sur de la cordillera Cantábrica. En esta labor ofensiva consiguió avanzar claramente en dirección al Duero, repoblando Astorga, León y Tuy. Igualmente fortificó Amaya y las tierras de la marca oriental del reino. Su victoria sobre Musa II de Tudela dio origen a la leyenda de la batalla de Clavijo (859), según la cual el triunfo se consiguió con la ayuda del apóstol Santiago. Durante su reinado tuvo que hacer frente a una incursión de normandos y a numerosas ofensivas musulmanas que asolaron la tierra alavesa y tomaron posiciones en la cuenca alta del Ebro.

ALFONSO III EL MAGNO

Alfonso III el Magno (848-910), rey de Asturias (866-910). Bajo su mandato culminó el resurgimiento del neogoticismo iniciado por Alfonso II. El reinado de Alfonso III coincidió con la época de máxima expansión territorial del reino astur. Sus triunfos militares, que coinciden con un periodo de crisis en al-Andalus, se tradujeron en un avance espectacular de las fronteras meridionales del reino. Este proceso de ampliación territorial culminó antes de finalizar el siglo IX con la recuperación de las comarcas del valle del Duero para la cristiandad. Coimbra, Zamora y Toro asumirán el papel de fronteras del reino. A su muerte, sus hijos se dividieron las tierras del reino astur, hecho que señala el nacimiento del reino de León y el fin del ciclo asturiano de la Reconquista.

REINO DE LEÓN

Reino de León, reino de la península Ibérica, que fue independiente durante tres periodos: 910-1037, 1065-1072 y 1157-1230. En el resto de su historia, y ya definitivamente desde 1230, estuvo vinculado a Castilla, hasta la extinción de ésta como Corona.

Tras la muerte de Alfonso III de Asturias (910) el reino se dividió entre sus hijos. En el reparto, García (910-914) recibió León, Álava y Castilla, surgiendo así el reino leonés. Hasta mediados del siglo X este reino vivirá una época de expansión con los reyes Ordoño II (914-924), Fruela II (924-925), Alfonso IV (925-931), Ramiro II (931-951) y Ordoño III (951-956). El reino leonés, integrado por León, Asturias, Galicia y las demarcaciones fronterizas de Castilla y Portugal, impuso su hegemonía sobre los restantes estados cristianos peninsulares, pero tuvo que enfrentarse a la sedición de Castilla que consolidó su independencia con el conde Fernán González (c.930-970).



Después de Ordoño III comenzó un periodo de crisis que coincidió con Sancho I (956-966), Ramiro III (966-984), Vermudo II (984-999) y Alfonso V (999-1028). Esta larga etapa se caracterizó por las luchas dinásticas, el auge del califato cordobés con Almanzor, el afianzamiento definitivo de Castilla y la preponderancia de Navarra en el territorio hispanocristiano. Vermudo III (1028-1037), sucesor de Alfonso V, fue derrotado por el rey castellano Fernando I, que consiguió así la primera unión de Castilla y León. Con la desaparición de Fernando el reino volvió a dividirse y su hijo Alfonso VI recibió León (1069-1109). La muerte de su hermano Sancho II de Castilla permitió a Alfonso reunificar Castilla y León (1072). Los reinos permanecieron unidos hasta la muerte de Alfonso VII (1157), que otorgó León a su hijo Fernando II (1157-1188). Bajo su mandato se recrudecieron las luchas fronterizas con Castilla y Portugal se independizó. Su sucesor Alfonso IX (1188-1230) impulsó la expansión territorial, pero su enfrentamiento con Castilla dejó a León fuera de la victoria cristiana de las Navas de Tolosa (1212). A su muerte, su hijo Fernando III conseguirá unificar definitivamente los reinos de Castilla y León.

GIJON

Gijón, ciudad portuaria situada al noroeste de España, en la comunidad autónoma del Principado de Asturias junto al mar Cantábrico cerca de la ciudad de Oviedo. Gijón es exportadora de carbón, cobre, hulla, hierro, cinc y otros minerales, además de productos agrícolas y pesqueros. Destaca por su actividad industrial siderúrgica y metalúrgica de transformación. Se cree que Gijón fue la antigua ciudad romana de Gigia. Durante el siglo VIII formó parte del Reino de Asturias, único territorio de la península Ibérica no ocupado por los musulmanes. Quedó completamente destruida por el fuego en 1395. La construcción del puerto se empezó en 1480, fue fortificado en la segunda mitad del siglo XVI y más tarde ampliado en el XVIII, cuando en 1778 se le autorizó a comerciar con América. Durante la Guerra Civil española, el ejército rebelde la ocupó en octubre de 1937, poniendo fin a la lucha en el noroeste del país. Gijón cuenta con la carretera nacional más importante del norte que une los puertos de Santander al este y El Ferrol, al oeste. Población (según estimaciones para 1998), 265.491 habitantes.

OVIEDO

Oviedo, ciudad del norte de España, capital de la comunidad autónoma del Principado de Asturias. Está situada en el surco prelitoral asturiano. Su clima es oceánico, con precipitaciones superiores a los 1.250 mm anuales y una temperatura con un promedio anual de 14,6 sC.

Las actividades más importantes de Oviedo son la comercial, la administrativa y la financiera. Cuenta con una universidad y una creciente oferta cultural. Sus monumentos más destacados son la catedral, los palacios y conventos del casco antiguo, y las famosas iglesias de arte prerrománico asturiano del periodo ramirense: Palacio del Naranco, San Miguel de Lillo y San Julián de los Prados. Todos ellos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998.

El primer ensanche urbano data de la llegada del ferrocarril a mediados del siglo XIX, momento en que la ciudad se expandió hacia el edificio de la estación a través de la calle Uría. Posteriormente creció hacia el parque de San Francisco, siguiendo la carretera hacia León. En los últimos decenios han surgido barrios en sus partes septentrional, meridional y occidental. La ciudad ha mejorado sus comunicaciones por carretera con la construcción de una circunvalación que enlaza la autovía procedente de Gijón y Avilés con la que se dirige a León.

La ciudad se fundó en el siglo VIII en torno a la iglesia de San Vicente. Alfonso II el Casto trasladó la capital del reino de Asturias a Oviedo y la convirtió en sede episcopal. Durante la edad moderna el papel de la ciudad no fue demasiado relevante dado su estancamiento económico y su relativo aislamiento. A finales del siglo XVIII se constituyó la Sociedad Económica de Amigos del País que se convirtió en un grupo ilustrado con una cierta influencia cultural y política. El siglo XIX presenció los enfrentamientos entre absolutistas, apoyados por el cabildo catedralicio, y un núcleo liberal muy activo durante toda la centuria. La industrialización y la división provincial de 1833 la benefició al convertirla en centro administrativo y de comercio. Con el nombre de Vetusta es el escenario donde transcurre el argumento de la novela La regenta (1884), obra de Leopoldo Alas y Ureña, más conocido por el seudónimo de Clarín, escritor que falleció en la ciudad en 1901.

En 1998 contaba con 199.549 habitantes, con un crecimiento extraordinario en los últimos cuarenta años, periodo en el que casi ha doblado su población.

AVILES

Avilés, municipio español de la comunidad autónoma del Principado de Asturias, situado en la margen izquierda de la ría de su nombre, que forman los ríos Villa y Tamón. Aunque posee un pequeño puerto pesquero y mantiene algo de su ganadería vacuna tradicional, su importancia surge a mediados de la década de 1950 con la instalación de la principal empresa siderúrgica de España, Ensidesa. La actividad de estos altos hornos ha hecho que sea uno de los puntos de mayor contaminación ambiental de España. También posee industrias químicas, metalúrgicas, de cristal y conservas de pescado. Cuenta con importantes monumentos como la capilla de los Alas (siglo XIII), la iglesia de San Nicolás (siglo XIV) y varios palacios góticos y renacentistas. Población (según estimaciones para 1998), 84.835 habitantes.

CANGAS DE ONÍS

Cangas de Onís, municipio español ubicado a 72 km de Oviedo, la capital del Principado de Asturias. Está emplazado en un vado entre los ríos Güeña y Sella, con un relieve muy accidentado por las sierras de Escapa (donde destaca el monte Mofrecho, 891 m), Gamonedo y Covadonga (con un santuario visitado por muchos peregrinos que veneran a la Santina, patrona del Principado), sobre calizas carboníferas que favorecen la presencia de numerosas cuevas naturales, como la del Buxu, que encierra notables grabados y pinturas rupestres; huellas de un poblamiento prehistórico, así como de poljes y dolinas. La economía se basa en la ganadería (vacuna, ovina y caballar), agricultura (maíz, alubias y patatas), industria (láctea y maderera), comercio y turismo. La batalla de Covadonga y la elección de Cangas de Onís como capital astur-cántabra conformaron el origen del reino de Asturias y el germen de la Reconquista. Entre sus monumentos arquitectónicos cabe destacar la ermita de la Santa Cruz (siglo VIII) y la iglesia parroquial (siglo XVIII), así como su puente medieval, símbolo de la ciudad. Población (según estimaciones para 1995), 6.504 habitantes.








Politica de confidentialitate

DISTRIBUIE DOCUMENTUL

Comentarii


Vizualizari: 1206
Importanta: rank

Comenteaza documentul:

Te rugam sa te autentifici sau sa iti faci cont pentru a putea comenta

Creaza cont nou

Termeni si conditii de utilizare | Contact
© SCRIGROUP 2019 . All rights reserved

Distribuie URL

Adauga cod HTML in site